España, segundo país europeo en número de personas obesas

Obesidad en España

El equipo de investigación dirigido por Begoña Chamorro es el creador del documental «El precio de la obesidad» que se emitió en La Sexta en abril de 2017

En él se analiza desde distintas dimensiones el problema de la obesidad en España. En primer término como enfermedad grave de las personas que la padecen, que pueden ver reducida su longevidad de cinco a diez años y menoscabada su calidad vida con múltiples enfermedades asociadas y evidentes limitaciones en su vida social. Son protagonistas del documental distintas personas con sobrepeso, algunas de las que cuentan cómo ha mejorado su calidad de vida después de una cirugía de reducción de estómago. Porque cuando las dietas ya no son efectivas, la cirugía es la única opción para una reducción efectiva de entre 30 y 70 kg.

Se analiza la obesidad como uno de los grandes retos a los que se enfrenta el sistema sanitario público español. Si la obesidad sigue creciendo al ritmo actual, esta enfermedad puede llegar a colapsar el sistema sanitario público. España es el segundo país europeo con el mayor número de obesos y los costes asociados se sitúan en torno al 20% del presupuesto del Ministerio de Sanidad. La sanidad pública no puede dar respuesta inmediata al gran número de enfermos con obesidad y un paciente puede estar hasta cinco años en una lista de espera de cirugía bariátrica. Se estima que cada cirugía de obesidad mórbida cuesta a la sanidad pública alrededor de 9.000 euros (precio estimado en función de los siete sanitarios que intervienen y el material quirúrgico que se emplea en ella), a lo que hay que sumar el gasto derivado del uso del quirófano y el ingreso hospitalario (otros 30.000 euros).

El equipo de investigación de El precio de la obesidad se detiene en acercarse a la dimensión económico-social de esta enfermedad. La obesidad no tiene la misma incidencia en toda la población. De hecho, se presentan las conclusiones de un estudio que ha tenido como objetivo describir un mapa de la obesidad en España. La obesidad afecta especialmente cuando no se tiene acceso a formación, cuando uno no es consciente de hábitos de vida poco saludables, cuando el deporte o la actividad regular no se han incorporado como rutina diaria, y también cuando se tiene menos presupuesto para llenar la cesta de la compra. Por todo ello, se concluye que las personas que padecen esta enfermedad son víctimas y no culpables de su sobrepeso. La clave está en la prevención desde la infancia y en la toma de conciencia de que la obesidad es una enfermedad grave.

El dato que se da en el documental sobre el hecho de que tres de cada cuatro pacientes que se operan de obesidad tienen una complicación, no se ajusta a la realidad ni a la estadística actual de la cirugía bariátrica. Las operaciones de obesidad realizadas por cirujanos especializados tienen menos del 5% de complicaciones postoperatorias graves y una mortalidad inferior al 1%. Las técnicas bariátricas como el bypass y la gastrectomía vertical o manga gástrica, las más empleadas tanto en España como en el contexto internacional, son efectivas para la reducción de peso, tanto a corto como a largo plazo, en el 70-80% de los pacientes. Cuando el paciente recupera a largo plazo peso tras una cirugía bariátrica, puede deberse a numerosos factores, entre ellos la falta de seguimiento de los pacientes por personal especializado.

En el documental se atiende también a una secuela importante de la pérdida de peso significativa asociada a las intervenciones quirúrgicas de obesidad. El exceso de piel, tras una reducción drástica de peso, puede requerir otras operaciones para remodelar la imagen corporal. No obstante, la obesidad se cura con la intervención, que hace desaparecer o mejorar enfermedades asociadas. Y lo que es lo más importante, la esperanza de vida vuelve a incrementarse, al igual que la calidad de vida. Por tanto, lo positivo supera notablemente a los problemas estéticos que aparecen tras las intervenciones de obesidad, aunque hay que fomentar una actuación integral sobre la obesidad y sus secuelas tras la pérdida de peso.

En el documental se hace referencia a cirugías que, en general, no se realizan en España en el Sistema Nacional de Salud como el balón intragástrico o las plicaturas endoscópicas (POSE, Apolo). Estos procedimientos son endoscópicos y no quirúrgicos, por tanto no se deben denominar cirugías. Los resultados a medio y largo plazo de los procedimientos endoscópicos son notablemente inferiores a los de las operaciones bariátricas y no están exentos de complicaciones.

Tráiler

Vídeo completo