Ya hemos analizado en nuestro blog el impacto negativo que la obesidad y el sobrepeso pueden tener en la fertilidad. En el caso de las mujeres, concretamente, existen una serie de trastornos característicos que relacionan obesidad e infertilidad: síndrome del ovario poliquístico, anovulación o hipertensión arterial.

Pero, ¿cuándo puedo quedarme embarazada después de la cirugía bariátrica? ¿Es mejor pasar por el quirófano antes o después del embarazo? ¿Un embarazo tras una operación de manga gástrica es seguro para la madre y para el feto?

La obesidad hace peligrar tu embarazo

La obesidad es un factor de riesgo para desarrollar enfermedades relacionadas con el embarazo. Como es el caso, por ejemplo, de la diabetes gestacional. De hecho, la probabilidad de que esa diabetes gestacional, aun controlada en el embarazo, evolucione en una diabetes tipo 2 es mucho más elevada en mujeres con un elevado índice de masa corporal. En este caso, IMC mayor de 30.

En menor grado, otras enfermedades asociadas a la obesidad pueden aparecer y complicarse debido al embarazo, si el sobrepeso existía ya previamente. Hablamos de trombos, coágulos, infecciones en el tracto uterino, hipertensión o parto prematuro. Por no hablar del propio riesgo para el bebé.

Una mujer que padece obesidad puede sufrir importantes complicaciones en el parto. Incluso se estima un mayor porcentaje de posibilidades de que el bebé presente “macrosomía”, esto es, que sea mucho más grande de lo normal (por encima de los 4,5 kg de peso al nacer), con mujeres obesas en el embarazo y/o que presenten diabetes tipo 2. Ello puede conllevar que el bebé se lesione; quede “atascado” en el canal del parto y sufra distocia en sus hombros; o presente dificultades respiratorias.

De modo que el sobrepeso o la obesidad no son compañeros de viaje deseables en tu proceso de gestación. Y si los hábitos de vida saludables, una dieta sana y nutritiva y una rutina de ejercicio físico no te han conducido a una pérdida significativa de peso, la cirugía bariátrica se postula como la opción más interesante y efectiva para tu caso.

¿Cuándo puedo quedarme embarazada después de una cirugía de manga gástrica?

Lo aconsejable es esperar unos 18 meses antes de quedarte embarazada tras haber sido sometida a cirugía bariátrica. Sin embargo, todo ello siempre depende en última instancia de la valoración que hagan los especialistas, tanto los médicos como el cirujano bariátrico. Cada caso debe ser observado de forma particular.

La razón de esperar ese tiempo cautelar es, principalmente, para que la pérdida de peso se haya estabilizado; y se haya comprobado que la paciente no presenta ninguna irregularidad o deficiencia nutricional para que la gestación se desarrolle de forma correcta.

Si para cualquier madre es esencial cuidar la alimentación y huir de aquellos productos que contengan grasas saturadas y un bajísimo contenido de nutrientes, esto es especialmente significativo para aquellas mujeres que hayan pasado por una cirugía de la obesidad. Es importante que vigilen con atención sus hábitos alimenticios, asegurándose el consumo de vitaminas y oligoelementos básicos en esta etapa como son, por ejemplo, la vitamina B12, el calcio, el hierro, el ácido fólico o la vitamina D. Cuanto más “coloridos” sean sus platos, mayor aporte de vitaminas, ácidos grasos esenciales y minerales estará consumiendo.

Las frutas, verduras (bien lavadas y preferentemente cocinadas), legumbres y las proteínas animales no crudas (huyendo de los pescados con altos índices de mercurio y metales pesados como el atún rojo) deben formar parte de su dieta.

Sin embargo, la cirugía por sí misma no anula los riegos de diabetes gestacional. Por lo que el adecuado seguimiento médico no debe pasarse por alto.

De modo que el embarazo después de una cirugía segura, efectiva y con resultados exitosos a largo plazo como la manga gástrica (o gastrectomía vertical), respetando los tiempos marcados por los médicos especialistas, no debería suponer ningún riesgo añadido para la madre o para el bebé. De hecho, la obesidad, como acabamos de comprobar, es el peor enemigo de la fertilidad, la gestación, el parto y la fase perinatal.

Y, como resulta evidente, has de seguir las indicaciones y pautas de tu ginecólogo.

¿Tienes más dudas sobre la incidencia de una cirugía de la obesidad en tu futuro proceso de gestación? ¿Deseas quedarte embarazada pero primero necesitas perder mucho peso? En Más vida sin obesidad estamos deseando orientarte. ¡Consúltanos!